Leyendo ahora
Un gran pasado y mucho futuro

Un gran pasado y mucho futuro

En torno al Xeral: Casablanca y Campo del Rey

Se suele decir que el barrio de Casablanca debe su nombre a una de las primeras construcciones practicadas en la recién abierta carretera que comunicaba Villacastín con Vigo, la que hoy conocemos como calle Urzáiz. Es difícil saber a ciencia cierta si el dato se corresponde con la realidad o si se trata, más bien, de una leyenda.

Nadie que conozca un poco Vigo tendrá dificultades para ubicar el céntrico barrio que se extiende desde el cruce de Los Llorones hasta la Plaza de España en su zona alta y que limita, en su zona baja, con Lepanto y la antigua estación de ferrocarril, hoy convertida en estación del futuro AVE y donde se está realizando la construcción de una terminal de autobuses y un gran centro comercial que cambiará para siempre el aspecto del barrio.

Conocido porque muchas de sus calles han sido bautizadas con nombres de países latinoamericanos (Cuba, Brasil, Ecuador, Venezuela…) es uno de los barrios con más solera de la ciudad por su céntrica ubicación, por su bulliciosa vida y por la frenética actividad comercial en la que participan no solo los habitantes del barrio sino los de toda la ciudad. Es uno de los grandes barrios que podríamos situar en el entorno del antiguo Hospital Xeral, hoy transformándose ya en la futura Ciudad de la Justicia. Pero no es el único.

Comunicado con Casablanca por diversas transversales que atraviesan la Gran Vía -también actualmente en transformación con una ambiciosa reforma que incluirá una escaleras mecánicas que servirán para salvar el desnivel entre Lepanto y la zona más alta del histórico boulevar vigués- se encuentra el barrio crecido sobre otro punto histórico más de la ciudad, de entrañable recuerdo para los vecinos: el Campo del Rey, situado antiguamente entre las calles Venezuela y la plaza de España.

Ambos barrios comparten ciertas especificidades. Ambos han sufrido grandes transformaciones y siguen transformándose en polos de actividad y residencia muy significativos ya que rodean el cogollo urbano del Vigo más clásico. La calle Venezuela está a punto de acabar una intensa remodelación, por ejemplo. Hace ya algunos años se construyó, prácticamente de la nada, y precisamente sobre el Campo del Rey, la hoy muy popular Plaza Elíptica. Es uno de los epicentros comerciales de Vigo, con un agradable entorno para el esparcimiento alrededor del cual existe una gran sector residencial de cierto nivel, ya que es muy cercana al Parque del Castro. Es un barrio muy codiciado.

El listado de puntos significativos, tradicionales o en desarrollo que acumulan entre los dos barrios es inacabable. Llegando ya al extremo más alto, muy próximo al Cruce de Los Llorones, se encuentra el Convento de las Siervas de Jesús, un precioso edificio con casi un siglo de existencia. Un poco más abajo se construye un gigantesco centro comercial sobre la estación del AVE. Allí habrá una nueva estación de autobuses. Subiendo un poco nos encontramos con El Corte Inglés, la primera gran superficie instalada en la ciudad, alrededor de la cual se generó un gran espacio de ocio y comercio lleno de vida. Si seguimos ascendiendo, veremos el edificio más característico del skyline de Vigo, el Hospital Xeral, cuya actividad como centro de salud ha quedado reducida al mínimo. Nació como Residencia Almirante Vierna al comienzo de la década de los cincuenta del siglo pasado – y los vigueses la bautizarón enseguida como “el Pirulí”- y ahora se va transformando por medio de una gran obra civil en la Ciudad de la Justicia. La Plaza Elíptica, como ya hemos citado, transformó por completo un entorno infrautilizado. Lo mismo ha venido ocurriendo con la margen superior de la calle Pizarro, en permanente recuperación con nuevos centros comerciales, modernos edificios residenciales o escaleras mecánicas para salvar desniveles.

Orgullo de barrio

Rosa Vello presidenta de ACEX

Asociación de Comerciantes en torno al Xeral

Rosa Vello es la presidenta de ACEX (Asociación de Comerciantes Entorno al Xeral), una iniciativa que cuenta ya con cuatro años de existencia y en la que participan 60 socios de ambas márgenes de la Gran Vía. Según nos cuenta, la asociación nació «a raíz de la preocupación generada por el abandono de la actividad en el antiguo Hospital Xeral». Fue un duro golpe para el barrio puesto que «se cerraron muchos negocios y otros muchos subsisten con serias dificultades». Desde ACEX han estado tratando de dinamizar la vida del barrio con actividades que vinculen a las nuevas generaciones y a la actividad comercial en fechas significativas como halloween, con mucho éxito. Rosa Vello nos comenta que tienen depositadas muchas esperanzas en el futuro tanto por la puesta en marcha de la Ciudad de la Justicia, que sin duda generará mucha actividad, como por las características propias del entorno del Xeral, «un barrio alto, con grandes posibilidades para crecer». Comerciantes y vecinos desean que esta nueva vida, que esperan que insufle la sede de los juzgados vigueses, permita solucionar algunos problemas que han surgido como el abandono de viviendas y su ocupación ilegal en un barrio que siempre ha sentido un gran orgullo por sí mismo, que no han perdido siquiera en malos tiempos.

Ver comentarios

Deja tu respuesta

Your email address will not be published.

Vuelve al comienzo
X