Leyendo ahora
Manuel Vieites, director de la Escuela Superior de Arte Dramático de Galicia

Manuel Vieites, director de la Escuela Superior de Arte Dramático de Galicia

“Vigo debe luchar por ser la capital cultural del Eixo Atlántico”

La Escuela Superior de Arte Dramático de Galicia se creó en 2005, en Vigo. Sus primeros pasos los dio en Bouzas, en el edificio donde se encuentra actualmente la Escuela de Imagen y Sonido. Fue en el año 2009 cuando comenzó su andadura en su actual ubicación en el barrio de Navia. Acaba de celebrar, pues, su décimo aniversario en su actual ubicación y cumplirá 15 años el próximo curso como institución. Un buen momento para conocer un centro de capital importancia para la cultura viguesa y gallega, que no solo es un presente relevante sino que dispone de un enorme potencial de cara al futuro, como bien nos refiere su director, Manuel Vieites. En la actualidad, 165 alumnos se preparan para su futuro profesional en la ESAD.

¿Qué consideración académica tienen actualmente los estudios que impartís?

Son equivalentes a un grado universitario. Este tipo de enseñanzas en Europa son universitarias, bien porque están en la universidad o bien porque están adscritas a ella. Y eso es lo que venimos demandando, que se nos adscriba a la universidad para que el alumno reciba un título plenamente universitario. Aún estamos pendientes de que se cumpla lo establecido en la Ley de 1970 cuando titulaciones como Bellas Artes o Periodismo pasaron a la universidad.
Desgraciadamente esta titulación quedó por el camino como música y alguna otra.

Con ya casi 15 años de historia, esta institución está cada vez más integrada en la ciudad…

Sí, claro. Nosotros estamos en un barrio nuevo, lo cual es muy interesante. El actual edificio de la ESAD es uno de los tres que se habían previsto y que la crisis impidió acabar.
Hacemos mucho hincapié en que se termine el proyecto inicial porque, por ejemplo, uno de esos edificios sería un teatro, no una sala como tenemos actualmente. Sería el tercer gran teatro de Vigo y en un barrio como este tendría un potencial enorme. Podríamos hacer espectáculos para el público todos los fines de semana, desde los más adultos a los pensados para el público más infantil. Creemos que sería un factor de dinamización cultural muy interesante para la zona.

FOTOS: Janite

Una zona que abarca mucho.

Es que no solo es Navia, que ya sería importante, sino también Coia, todo el entorno periurbano que se extiende hasta Coruxo, Castrelos, Balaídos… Es mucha población. Sería situar en polo cultural en la zona sur de Vigo que se convertiría en una infraestructura fundamental para la ciudad.

Es un tipo de infraestructura que crea vínculos afectivos, además.

Desde luego. Tenemos hecho algún espectáculo infantil en el que simplemente la gente no cabía. Infinidad de padres y madres trajeron a sus hijos y había no menos de 50 carritos de bebé. Es una demanda que hay. Sería un contenedor cultural que aportaría un espacio no solo para las especialidades que impartimos en este centro sino también para la música, la danza, el circo… Un espacio que la ciudad necesita porque hay muchas agrupaciones teatrales, muchas orquestas, muchos grupos musicales… Podríamos dar un gran servicio a la ciudad.

FOTOS: Janite

¿Qué papel juega la ESAD entre otras instituciones semejantes de nuestro entorno?

Nuestra ubicación geográfica hace que tenga un potencial enorme ya que nos encontramos a medio camino entre Oporto, A Coruña, Valladolid y Salamanca. Nuestra institución ya es una referencia en el noroeste peninsular y puede llegar a serlo mucho más si vamos completando el proyecto inicial.
De hecho, ya muchos alumnos provienen de fuera de la ciudad y de Galicia, lo que supone un gran factor dinamizador del consumo y la creación cultural. El 70% de los alumnos, más o menos, provienen de fuera de Vigo.

¿Qué especialidades se imparten en la ESAD?

Ver también

Nosotros formamos en interpretación, en dirección escénica, en dramaturgia y en escenografía. Escenografía es la especialidad que mayores índices de ocupación tiene. La inmensa mayoría de los escenógrafos se ponen a trabajar enseguida, tanto en el ámbito audiovisual como en el del teatro.

Vigo es famoso por su apabullante tradición musical ¿Existe algo equiparable en el mundo de las artes escénicas?

Vigo tuvo una gran tradición. En los tiempos de la movida hubo grupos muy importantes, como Artello. En Vigo estuvo también la primera sala alternativa de teatro de Galicia, la sala Carral. Aquí se representó la primera ópera del teatro gallego. Incluso el antiguo Círculo Católico, que estaba en un hermoso edificio de la calle Doctor Cadaval, disponía de un teatro, un teatro antiguo. Sí, Vigo siempre ha tenido una gran tradición en este ámbito y la Escuela está, en ese sentido, revitalizando esta acreditada tradición al dar a la ciudad un nuevo marco de referencia. Resulta destacable que hay muchas pequeñas compañías que están siendo creadas por los alumnos que acaban sus estudios aquí y unen sus esfuerzos y sus conocimientos. Siempre he defendido que, por tradición, por ubicación, por potencialidad, Vigo tiene que ser la capital cultural de Galicia y del Eixo Atlántico, compitiendo con Oporto, en el mejor sentido de la expresión.

FOTOS: Janite

Los nuevos profesionales han de demostrar una gran dosis de iniciativa, ¿no?

Efectivamente, los alumnos que concluyen estos estudios -tal y como están las cosas en el sector en España- han de ser emprendedores. Esa es la clave y no les queda otra. Aquí se insiste mucho en ello. Y lo están haciendo con pequeños y con grandes espectáculos, que ha habido de todo. De hecho, nuestros alumnos están obteniendo unos resultados magníficos en los premios María Casares (los Max gallegos).
Eso quiere decir que con la labor de la Escuela más la capacidad emprendedora de los alumnos, de los nuevos profesionales, se está contribuyendo mucho a revitalizar el sector.

LA ESAD, ESCUELA DE ESTRELLAS
Una de las formas en que se pueden medir los logros de un centro educativo es por los profesionales exitosos que han pasado por sus aulas. A pesar de su relativa juventud, la Escuela Superior de Arte Dramático puede presumir ya de haber formado a algunos nuevos referentes de la cultura. Es el caso de actrices como Melania Cruz o Sheyla Fariña, que ya cuentan en su haber con una interesante filmografía y un sinfín de series de televisión. En el terreno de la interpretación masculina, destaca Santi Prego, que es profesor en el centro, a quien conocemos por su papel de Franco en la última película de Amenábar, reconocido por crítica y público.

A caballo entre la interpretación y la dirección se encuentra el reputado Tito Asorey, quien tiene una ya larga carrera profesional a sus espaldas tanto en el mundo audiovisual como en el teatro. Le pudimos ver en series como Fariña pero puede presumir de haber dirigido más de treinta obras de teatro, además de participar como ayudante de dirección en otras muchas.

Pero, además de caras reconocibles, en la ESAD se han formado muchos profesionales técnicos de prestigio en terrenos como la dirección de arte. Destacan en este ámbito nombres como Diego Valeiras, José Manuel Faro o Laura Iturralde.

Ver comentarios

Deja tu respuesta

Your email address will not be published.

Vuelve al comienzo
X